TENER NUEVOS PROPÓSITOS TODOS LOS DÍAS.

TENER NUEVOS PROPÓSITOS TODOS LOS DÍAS.

La lista de los propósitos del año de mi prima menor, se ha ido alargando a medida que pasan los días. Si jugamos en la piscina a aguantar la respiración, si hablamos de alguna película que no se haya visto o de alguna comida que no haya probado, entonces ganar el juego, verse la película, o probar la comida se convierte en uno de sus propósitos para el 2015.

En un principio pensé en explicarle que el tema de los propósitos de fin de año era un poco diferente a lo que ella pensaba. Que la lista no podía alargarse cada día y que los propósitos debían ser significativos. Pero luego caí en cuenta de que éste era uno de esos momentos en donde es mucho más lógica la forma de ver el mundo de los niños, que la de los adultos ¿Quien nos dijo que no podíamos tener mil propósitos al año?

Así que no dije nada y verla alargar su lista ilusionada, creyendo con convicción que todo se puede convertir en un propósito llegue a la conclusión de que debemos tener nuevos propósitos todos los días. Claramente decirlo, o en este caso escribirlo, es mucho más fácil que hacerlo. No por nada varias paginas y blogs publican artículos sobre cuál es la mejor técnica para cumplir los propósitos, que seguramente  algunos hicieron a media noche con varias copas en la cabeza.

Yo particularmente, hasta este año, no había aplicado ninguna técnica para cumplirlos. Los primeros meses del año, cuando todavía estaban frescos en mi memoria trabajaba para lograrlos, pero a media que pasa el tiempo, el trabajo y las obligaciones hacían que los propósitos fueran quedando al final de la lista de prioridades.

Este año para evitar la desilusión de encontrar la lista al final del año y darme cuenta que se me olvidaron la mitad de los propósitos, creé mi propia técnica. Los clásicos propósitos de tener una vida saludable, leer más, aprender cosas nuevas o conocer algún lugar en particular, se convirtieron en pequeños objetivos (más fáciles de lograr, espero) que al final del año se convertirán en un chulito en la lista. Ya veremos como me va con mi pequeña huerta de propósitos.

 

C