EL ÚLTIMO POST DEL AÑO.

EL ÚLTIMO POST DEL AÑO.

Cuando la cuenta regresiva para que este 2015 llegue a su final, muchos empezamos también el resumen del año.

Las cosas que hicimos y las que dejamos de hacer, cada momento que nos cambio la vida, cada sonrisa y cada lágrima.

Todas las lecciones, los aprendizajes y las bendiciones que recibimos, pasan por nuestra mente como película de cine.

Este año quisiera conservar cada segundo que viví y no olvidarlo jamás. Amé cada momento, bueno y malo y hoy en él último post del año, no puedo hacer nada más que agradecer.

Gracias por mi compañero de vida, por la comprensión, el respeto y la admiración. Gracias porque cada prueba que superamos nos hace más fuertes y hace crecer nuestro amor.

Gracias por mi hija, por un embarazo perfecto, por las nauseas matutinas, por ver crecer a mi bebé día tras día. Gracias por las noches sin dormir , por los pañales sucios y por las sonrisas desdentadas. Pero sobre todo gracias por permitirme experimentar el amor más puro, la entrega sin límites y la esperanza infinita.

Gracias por mi familia, porque llenos de salud y alegría compartieron a mí lado este gran año. Gracias por los amigos y por las aventuras vividas.

Gracias por el trabajo, los nuevos retos y los sueños. Gracias por la salud,la energía, la guía y la inspiración. Gracias por todas las oportunidades.

Y antes de que este post quede como mi página de anuario del colegio, quiero dar gracias al cielo por mi vida. Porque hoy puedo decir que no me cambiaría por nadie, porque tengo un propósito y una maleta llena de sueños y de notas mentales.

 

¡FELIZ AÑO!

 

C