EL 2014 UN AÑO DIFÍCIL DE IGUALAR.

EL 2014 UN AÑO DIFÍCIL DE IGUALAR.

Como este es el primer post del año, decidí que sería en honor al año que se acaba y que me trajo tantas cosas maravillosas. Puede que a muchos les suene a cliché e incluso se burlen de la melancolía que llega con el fin de año, incluso yo, alguna vez me reí de los agradecimientos melosos en twitter y de los inventos de Facebook para conmemorar el año.

Y no es que no estuviera agradecida con todo lo que recibía en el año, lo que realmente pasaba es que no sentía la necesidad de hacer recuento de todas las cosas, que aunque importantes, realmente no marcaban mucho de mi historia. Pero este año, cambie de bando y hago parte del grupo de los que, con una sonrisa en la cara, podemos decir frases como: 2014 el mejor año de todos, 2014 gracias por tanto ó El 2014 un año difícil de igualar.

Tengo claro que todos los años son importantes, que 365 días son espacio suficiente para que pasen cosas maravillosas, pero como diría mi abuelita, “hay años de años”. En retrospectiva en este año cumplí muchos de los sueños que tenía cuando era, como dice mi esposo, más chiquita. En el 2014 me case con el amor de mi vida; después de muchos parciales, trabajos y la tesis me gradué de la universidad; este año compramos nuestro primer apartamento; conocí a 3 de mis 6 sobrinos; cumplí un 1/4 de siglo y además empecé mi blog. Así solo hubieran pasado la mitad de las cosas, estoy segura de que el 2014 sería un año de referencia en el futuro.

Así que agradecida por el 2014, empiezo este año con la pila recargada y con muchos

sueños por cumplir. Empiezo el año deseándole a todos los que se burlan de la  melancolía, de los collages en Instagram y del resumen de fotos en Facebook, que el 2015 este lleno de cosas que los hagan caer en el cliché de pensar que vivieron el mejor año de sus vidas.

 

C