SE VALE DEJARSE SORPRENDER – THE THEORY OF EVERYTHING (REVIEW)

SE VALE DEJARSE SORPRENDER – THE THEORY OF EVERYTHING (REVIEW)

La vida está llena de sorpresas, si el dicho dice que “cada día trae su afán” a mi me gusta pensar que cada día trae su sorpresa. Algunas buenas y otras no tanto pero todas llenas de lecciones. Los días serían demasiado aburridos si supiéramos con exactitud qué pasará por eso hoy le digo que se vale dejarse sorprender.

Yo con mi pequeño OCD casi nunca voy a cine sin ver el trailer de la película, pero esta vez llegue al teatro sabiendo solo el nombre de la película “The theory of everything”.

Justo antes de que empiece me dicen al oído: esta es la película de la vida de Stephen Hawking, automáticamente mi cabeza empieza a buscar información, pero justo antes de encontrar las palabras científico + black holes + parálisis, una imagen borrosa aparece en la pantalla y el viaje comienza.

Se que muchos todavía no han visto la película, por eso no quiero entrar en detalles que me conviertan en los spoliers que tanto detesto. Lo que no puedo dejar de decirles es que esta es una de esas películas que uno no debe perderse, de esas que le dejan la cabeza dando vueltas, de las que al salir uno dice: tengo que repetírmela.

¿Pero que tiene que ver la película con las sorpresas? Hawking, es toda una sorpresa, su vida, su cabeza, su visión, su historia, su corazón. Ver qué hay detrás de la voz computarizada y entender que, si uno quiere todas las sorpresas de la vida son positivas y que todo es posible, es más que una lección.

Sin muchos efectos especiales, armas, monstruos, estallidos o maquillaje, esta es una película con diálogos conmovedores, escenarios históricos, pero sobre todo, con actuaciones magistrales. En las palabras de mi esposo “ si Eddie Redmayne no se gana el óscar con esta actuación, no se lo va a ganar nunca.”

Después de ver la película, entendí muchas cosas y no sólo estoy hablando de astrofísica y  cosmología. Entendí a qué se refería mi abuelita cuando decía: “y uno que se queja por pendejadas”. Una vez más entendí que el ser humano es capaz de lograr lo inimaginable cuando se lo propone, es capaz de amar incondicionalmente, de desafiar las probabilidades y el universo. Recordé que las cosas jamás salen como uno las planea y que a veces es necesario seguir adelante, sin importar el resultado. Continuar así uno crea saber que pasará, porque la vida primero que fiesta, es una gran sorpresa.

 

C