CUMPLIENDO SUEÑOS: VISITA A MALOKA

CUMPLIENDO SUEÑOS: VISITA A MALOKA

Las mamás soñamos con hacer planes específicos con nuestros hijos desde que están en nuestra barriguita. En mi caso no son los planes más elaborados, por el contrario, son cosas sencillas que en su momento compartí con mi mamá y que me dejaron los recuerdos más dulces.

Soñaba con ir a cine con Leti por primera vez, con pintarnos las uñas juntas y llevarla a algunos lugares que yo disfruté de chiquita. Poco a poco y a medida que Leti crece hemos podido empezar a tachar cosas de esta lista. El fin de semana fuimos a Maloka, un plan que repetí muchas veces en mis días de colegio.

Los domingos las puertas se abren a las 10 am así que a esa hora estábamos entrando al parqueadero. Teníamos claro que además de las actividades, queríamos entrar al cine domo. Así que después de comprar nuestras boletas usando nuestro Citykids, pusimos una alarma a las 11:20 para poder llegar a la función de las 11:30 y elegir el mejor lugar.

Pasamos por la cama de puntillas, encendimos bombillos con nuestro cuerpo, hicimos anillos de nubes, levantamos un jeep, corrimos por la calle fatiga y buscamos fósiles. La mayoría de las actividades son amigables con los más pequeños y el personal siempre estuvo atento para ayudarnos para que Leti pudiera vivir la experiencia. La única actividad en la que no participamos fue la Jaula de Faraday, porque los estallidos asustaron un poco a Leti.

Sin lugar a duda la actividad que Leti más disfrutó fue la de anillos de nubes, cada tanto paraba y decía: “¡Esperen vi algo genial!” y corría de nuevo para hacer más nubes. Por mi parte disfruté mucho ver a Leti en la esfera de plasma y su cara cuando pudo encender el bombillo. Les confieso que el tiempo se nos pasó volando y cuando menos esperábamos sonó la alarma.

La película que vimos fue “Un cielo, un mundo. La aventura de Big bird.” En 2D porque el tema de las gafas 3D con Leti todavía es un poco complejo. La película dura 45 minutos y antes de que empiece el equipo de Maloka hace un pequeño performance.

Es muy importante llegar con tiempo por que no hay asignación de sillas, la mejor ubicación es en la parte central al lado de la caja negra. Leti disfrutó muchísimo la película, se agarraba duro de mi mano porque sentía que todo se movía y además aprendió mucho de las constelaciones y el espacio.

En general siento que la experiencia fue todo un hit, así que les comparto algunos tips clave para que puedan disfrutar al máximo su visita a Maloka:

  1. Asegúrense de que los chiquis descansen bien la noche anterior y/o tomen la siesta, porque van a necesitar toda la energía.                                   
  2.  Aunque llevamos el coche, no lo usamos sino para cargar las chaquetas y la cartera.
  3. En la zona de comidas pueden encontrar varias opciones, pero si sus hijos no comen comida “chatarra” les recomiendo llevar sus snacks y mucha agua.
  4. Si llevan carro no se olviden de pedir la validación del descuento en la taquilla.
  5. Lleven toda su actitud y disfruten de un plan en que todos podemos volver a ser niños.