LAS COSTUMBRES DE SIEMPRE.

LAS COSTUMBRES DE SIEMPRE.

El año nuevo está lleno de cosas nuevas, propósitos, y nuevos hábitos. Pero con las cosas nuevas también llegan las costumbres de siempre. 

Arreglar el closet y regalar toda la ropa que ya no usamos o como dice mi mamá “hacer policía”. La verdad es que aunque lo hago todos los años esta tarea me cuesta trabajo.

Primero porque me da terror el reguero de ropa encima de la cama y segundo porque yo soy de las que saca una camisa que no se pone hace meses y dice “no la regalo porque ahora si me la voy a poner”.

La limpieza general de la casa después de recoger las decoraciones navideñas. Este año el hecho de tener una bebé recién nacida, no fue impedimento para decorar de Navidad. Aunque siendo 100% honesta a la hora de desbaratar el arbolito y guardar las de más cosas, deseé haberle hecho caso a Migue cuando me dijo: “Amor este año no te compliques”.

Inscribirnos en el gimnasio, o por lo menos empezar a hacer ejercicio. Mentalizarnos y organizarnos para abrir un espacio  entre Letizia, el trabajo y la casa para bajar a la caminadora aunque sea 20 minutos diarios. Y obviamente con el incremento anual de TODAS las cosas, no podemos dejar de actualizar el presupuesto.

A esta pequeña lista, éste año yo tengo que agregarle: prepararme psicológicamente para volver al trabajo, empezar un nuevo proyecto y claramente retomar y renovar el blog.

Desde que empecé a escribir el Miss Notas Mentales, siempre quise que fuera un reflejo de mi vida, de mis experiencias y de las lecciones que la vida me enseña.  Este año ya no soy la misma persona que empezó este blog, porque como lo escribí hace algunos meses en la Nota Mental # 31: Todo cambia.

Así que como era de esperarse, este año quiero empezar nuevas secciones en el blog. Escribir sobre la maternidad y empezar a contarles sobre mis experimentos culinarios, en otras palabras compartir con ustedes otras facetas de mi vida.

Así que espero que las disfruten, que sigan leyendo Miss Notas Mentales, pero sobre todo que sonrían al ver la vida a través de mis ojos.

C